Proyecto

“De este cruce entre tradición viva y conciencia medioambiental y social nace Círculo Cerrado”

PROYECTO

El aceite de oliva, manjar de nuestra tierra conocido como oro líquido, no puede volverse en contra de la naturaleza como residuo altamente contaminante en cuanto lo desechamos. Es cierto que existen el biodiésel y otras formas institucionales de gestionar el aceite doméstico, pero creemos que convertirlo en jabón desde casa nos proporciona una satisfacción que tiene mucho que ver con la artesanía y la valía personal que proporciona hacer algo con nuestras manos, conectándonos con oficios antiguos, con la circularidad que reside en cada objeto y que activa nuestra imaginación y nuestra maña.

Consideramos que supone un alivio para nuestro bolsillo, un entretenimiento alejado de pantallas y un requerimiento de concentración y tiempo que consigue dinamizar nuestros días de forma  más saludable.

Hacer jabón es prevenir que nuestro aceite usado llegue a tocar aguas potables y limpias, pero también es tener siempre un detalle artesanal para regalar a alguna vecina o invitados, es tener unos conocimientos extrapolables a otros ámbitos de la vida, haciendo conexiones inesperadas a las que llegas simplemente porque te has propuesto aprender algo que antes no sabías, es enriquecerte de conversaciones inter-generacionales al respecto… 

NUESTRA ACTIVIDAD

La razón de ser de Círculo Cerrado fue, y sigue siendo, el intercambio de aceite usado por jabón artesanal. A través de nuestro trueque (redirigir a TRUEQUE) conseguimos conocer a personas que, si bien no saben hacer jabón, tienen esta inquietud compartida.        

De esta manera, creamos un tejido de barrio impresionante, conectando a vecinos con pequeños comercios que  voluntariamente recogían aceite, con locales donde podíamos impartir talleres y entre ellos mismos. 

En definitiva, desde la experiencia aseguramos que se genera una red humanizada entre personas que, quizás, antes ni siquiera se conocían.

La otra finalidad del trueque, por supuesto, estaba en el caso práctico de recoger aceite usado para hacer jabón.

Aparte del trueque, los excedentes nos sirven tanto para regalarlos cuando alguien nos ofrece un donativo, y también para donarlos como artículos a asociaciones barriales que ayudan a personas en riesgo de exclusión social.

Aparte del trueque, también ofrecemos talleres para dotar de independencia y herramientas a cualquier persona que quiera su propia autonomía sobre sus recetas y la gestión de su aceite. El catálogo es bastante variado y puede tener actualizaciones dependiendo de concesiones y aprobación de diferentes proyectos que podamos ofrecer a instituciones. Para no perderte nada, te recomiendo que mejor te suscribas a nuestro boletín.

NUESTRA SEDE

Como nuestro modus vivendi se basa en cerrar círculos, no podíamos si no vivir en el campo. Esto tiene más correlación de la que pudiera parecer con el proyecto, y es que, aparte de huerta y animales, también tenemos un olivar que trabajamos de forma regenerativa y desde el que obtenemos una producción suficiente como para auto-abastecernos en la cocina y también en la producción de jabones completamente artesanales y de uso corporal que te regalamos si te planteas hacernos algún tipo de donativo.

El diseño permacultural de nuestro estilo de vida en el campo es fundamental para entender todo lo demás. Como la huerta requiere de un trabajo cíclico, nuestras puertas están siempre abiertas
al voluntariado, para aprender ayudando y ayudar aprendiendo.*

 

*Las actividades de voluntariado se realizan a través de una página web externa que proporciona un contrato de voluntario, seguro médico y vela por los derechos de ambas partes.